sábado, 14 de febrero de 2009

La excepción confirma la regla

¡Qué rabia me da esa frase! ¡La odio! Quiero decir, ¿por qué existe? Es una expresión muy usada, pero que no tiene ningún sentido. En uno de esos raros momentos de lucidez que tengo, me puse a darle vueltas a la frase a ver si le sacaba alguna razón de ser, pero fui incapaz. Me parece una típica excusa de mal perdedor. Si sigues leyendo, te intentaré explicar por qué carece de sentido, además de contarte el verdadero origen de esa frase, tan mal adaptada a nuestros días.

Porque a ver, imagínate que tú estás discutiendo con un amigo que tardas exactamente 234 segundos en ir de tu casa a la suya, por decir algo, y él te lo rebate. Y hacéis la prueba cincuenta veces, porque os aburrís tanto que no tenéis nada mejor que hacer. En 49 ocasiones se confirma que el tiempo tardado en recorrer esa distancia es de 234 segundos, pero en una ocasión, por cualquier razón, tardas 240 segundos. Cuando tu amigo te dice que se ha demostrado que es mentira que siempre se tarda 234 segundos, tú le contestas, quedándote más ancho que largo, "es la excepción que confirma la regla".

¡No! Si se afirma algo con rotundidad y al menos una vez se demuestra que no es verdad, ¡no es verdad! Díselo a un científico, que necesita comprobar los cálculos y los resultados del experimento mil y un veces para no echar por tierra todo en lo que ha estado trabajando. Si en igualdad de condiciones no se demuestra el 100% de las veces, no se puede afirmar que sea totalmente cierto. Tan simple como eso.

Por eso no entiendo el sentido de esa frase. Suena a la típica excusa del perdedor, que no quiere reconocer que está equivocado y suelta esa frase para intentar demostrar que sí tiene razón. Y se supone que tenemos que creérnoslo, cosa que no me parece ni medio bien. Si una lanzadera espacial se estrella intentando aterrizar, la razón que da el responsable no es "mis cálculos son correctos, el que se haya estrellado esa nave sólo lo confirma", que es lo que viene a significar "la excepción que confirma la regla". Si dice eso, arruina su carrera y puede pasar una buena temporada en prisión por asesinato involuntario.

Según leo por ahí, se trata de una mala traducción del latín. La frase original es "Exceptio probat regulam", que viene a significar algo como "la excepción pone a prueba la regla", cosa que aplaudo por tener todo el sentido del mundo y confirmar lo que he dicho antes.

Pues eso, voy a cerrar ya el grifo de mis divagaciones porque se me acaban. Y si no te ha caído en la cabeza un elefante rosa cuando termines de leer esta frase, tu caso es la excepción que confirma la regla.

Grrrrr...

13 monerías:

newyorkDC dijo...

Permíteme ampliar un poco la información.

El problema se reduce a 2 acepciones de la palabra "probar" (extraídas del DRAE):

1. tr. Hacer examen y experimento de las cualidades de alguien o algo.

y

3. tr. Justificar, manifestar y hacer patente la certeza de un hecho o la verdad de algo con razones, instrumentos o testigos.

"Excepto probat regulam" viene a ser, como tu has dicho, algo como "la excepción prueba la regla", dónde "prueba" coge el significado de la primera acepción: la excepción comprueba si la regla se confirma.

A lo largo del tiempo la frase se ha adaptado y la palabra "prueba" ha cambiado de acepción, cogiendo el significado de la tercera: la excepción confirma la regla.

Nunca me había parado a pensarlo, simplemente había creído a ciegas que la frase tenía sentido y creo que si todo el mundo lo cree, es un tremendo error. Una cosa es que la uses para justificar alguna premisa poco relevante como:
- Todos los hombres os dejais la tapa del vater levantada.
- Yo siempre la bajo.
- Eres la excepción que confirma la regla, pues.


Pero el ejemplo que has puesto sobre la nave espacial demuestra que no se puede usar esta frase a la ligera ni tomarla en serio.

Wis_Alien dijo...

Joer!! Casi me cae el elefante rosa encima!! xDD

Fuera de coñas, me parece que tienes toda la razón del mundo ;)

Anónimo dijo...

Un físico dijo una vez: "La excepción no confirma la regla, la anula; la regla, por definición, no puede tener excepción alguna". Totalmente de acuerdo.

Armaggedon dijo...

Pues sí newyorkDC, tienes toda la razón. Interesante observación que justifica el origen de esa frase y su mala aplicación. Cuando se toman por sinónimos "probar" y "confirmar", no puede dar muy buenos resultados xD

Y Anónimo, me ha gustado esa frase. Me la apuntaré para futuros debates :P

Saludos!

Lu, con otro tema dijo...

Sea como fuere... Deberías hacer un cajón desastre para mil y una frases que, al venir del latín y perderse su significado primero, ahora dicen lo contrario.

¿Sabes qué odio yo? (a raíz de los latinismos) Que la gente haga como que es lista y diga frases en latín, pero MAL DICHAS, ejemplo:

VENI, VIDI, VINCI

o

MOTU PROPIO

Armaggedon dijo...

Pues sí, Lu, esa es otra. Van de listos diciendo eso, y como se encuentren con alguien con medio dedo más de frente, se quedan con el culo al aire. En fin...

Saludos!

HurricaneAles dijo...

Vale, sé que llego tarde a la discusión (casi un añito de nada hahaha) pero me sumergí en google por la misma razón y resulta que le encontré sentido. Si es una excepción, quiere decir que existe una regla, si se rompe una regla, se confirma la excepción y así puedes confirmar que la misma existe. Es como si dices: todos los perros mean levantando una pata y tu amigo te contesta: pues no! el mío levanta las dos (acabo de escribir sin pensarlo xD) entonces dices: claro, tu perro es la excepción que confirma la regla! sin el perro que mea levantando las dos patas no existiría lo normal, que es que meen levantando una sola. Pero aún así, sigue siendo una expresión ridícula y mal utiizada. Que te cunda pues ;)

Armaggedon dijo...

Es interesante eso que comentas, HurricaneAles, pero creo que no van por ahí los tiros. Como dice newyorkDC, es un error de traducción. Originalmente sería "la excepción prueba la regla", donde 'prueba' puede ser interpretado de dos maneras: 'demostrar' y 'poner a prueba'. La correcta sería la segunda, pero la mala traducción ha hecho que derive hacia la primera.

Nuestro idioma, que es un vago xD

Anónimo dijo...

es muy cierto
pero yo si habia escuchado una
definición que tenía sentido:

" la excepción hace la regla"

eso me parece mejor no creen?

Lu, a-norma-lizada dijo...

Considero que lo que podría dar sentido neto a esa frase es definir lo que se quiere decir con "norma" o "regla".

En fin, aquí se entiende como "lo que hace la mayoría", pero siempre ha contenido la acepción de ambas el significado de "lo que debe hacer".

Por ende, si lo que se debería hacer porque es lo que se hace siempre, no se hace en un caso concreto, no quiere decir que la norma se confirme (de ahí la confusión), es contradictorio el silogismo: X regla se cumple > yo no > pues eso quiere decir que efectivamente se cumple.

Por ello: aquí norma no es lo que se hace, sino lo que suele hacerse o se ha de hacer incluso. Y la excepción ni refuta ni confirma dicha norma.

Anónimo dijo...

Lo que ocurre es que, desde un punto de vista lógico, esta expresión es acertada.

Esto se debe a que una excepción a una regla consiste en un elemento que la incumple. Pero para incumplir una regla, ésta debe existir, pues no tiene sentido hablar de una excepción si no hay una regla.

Vailimo dijo...

"exceptio probat regulam in casibus non exceptis"

Esa es la frase completa en latin original, atribuida a Ciceron. Y lo que dice no es ni que la excepción confirma la regla (siempre) ni que la pone a prueba, sino que si hay una excepción, entonces tiene que haber una regla para todos los demás casos para la cual ese caso sea una excepción. Sino no existiría la excepción, por definición. Y ese es el matiz endemoniadamente mal traducido, la existencia de la excepción confirma la existencia de una regla, pero no demuestra la validez de la misma ni nada que se le parezca ;).

Publicar un comentario en la entrada