domingo, 5 de agosto de 2007

A Walt le gustan las cochinadas

Sí amigos. Hay mucho trapo sucio en la factoría número uno de animación. El señor Walt (para los amigos Disney) es un poco guarrete, y le gusta más el pimientín que a Blancanieves su manzana. Esto que van a presenciar, amigos, es un completo documental gráfico, sonoro y cinematográfico sobre los mensajes subliminales Disney, imperceptibles para el ojo humano pero totalmente legibles para el cerebro, quedándose esa información en el subsconciente de los espectadores. El asunto este de los mensajes subliminales tiene su origen en los años 80, cuando haciendo un experimento introdujeron durante un par de cuadros de una película al azar la frase "tiene hambre y sed, beba Coca-cola y coma palomitas", consiguiendo un incremento en las ventas de entre el 20 y el 60 por ciento.


Pero Disney va más allá, y podemos encontrar escenas de sexo explícito en varias de sus películas más comunes. Este es el ejemplo de El Rey León (1994), donde Simba al tumbarse en una colina durante una noche estrellada, se levanta cierta cantidad de polvo y pólen, conformando lo que vais a ver a continuación:

La palabra "sex"

Por otro lado, durante la proyección de Aladín (1992) en las salas de Estados Unidos se podía escuchar esto de fondo en cierta escena (tal vez os tarde un poco en cargar), donde se escucha no con mucha dificultad "Good teenagers, take off clothe" (bien jóvenes, quitaros la ropa). Se escucha tan claro aquí porque el sonido está amplificado y tratado para que suene por encima de lo demás.

Otro de los escándalos sexuales que salpicó a la marca Disney fue con la película Los Rescatadores (1977), en la que aparecían en dos cuadros de los más de 100.000 que conforman la película estas imágenes:


Una dama dándolo todo.

Pero hay más, mucho más. Y esto está en vídeo. Gracias a mi amigo You Tube (que prefiere mantener el anonimato) podemos gozar de esta anécdota en la película Hércules (1997):

El vídeo lo dice todo.

En ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988) Betty Boop sufre un pequeño incidente parecido al de Sabrina o Janet Jackson al girarse repentinamente y dejar escapar un par de curvas:


Pero vosotros, pequeños viciosillos, queréis ver más. Bien, pues aquí tenéis la portada de La Sirenita (1989), en la que se aprecia un enorme falo en el castillo dorado del fondo. Y ya que hablamos de sirenitas y miembros viriles, ¿por qué no echamos un vistazo al del cura encargado de consagrar en santo matrimonio a estos dos jóvenes?


Y ya acabando, a modo de anécdota, en la misma película podemos encontrar a estos tres simpáticos personajes, que se han colado en el set de rodaje:


Para esto, mejor que mis padres me hubiesen llevado a ver una buena peli porno, que seguro que enseñan más y mejor que con tito Walt.

4 monerías:

Wis_Alien dijo...

Que manera de jugar con las emociones de los niños... :'( Toda mi infancia echada a perder... No quiero seguir viviendo en este mundo tan cruel... :'(


PD: Sigue así tío Walt. xDDD

Anónimo dijo...

POR SI NO LO HAN NOTADO EN LA PORTADA DE "LA SIRENITA" TAMBIEN EL ABE ESTA INTRODUCIENDOLE EL TENEDOR A ARIEL

Anónimo dijo...

donde se cuela mikey no es un mensaje subliminal que tiene de malo que se hayan colado

Publicar un comentario