domingo, 23 de agosto de 2009

Mi nuevo BeBook

BeBookLo sé, lo sé. Debería actualizar más a menudo. Pero ya sabéis, el verano atrae pereza. Supongo que a partir de que empiece de nuevo el curso retome el ritmo de unas 25 entradas mensuales, y deje ya esta ridiculez que llevo de poco más de dos por semana. Pero el caso es que desde hace unos días soy usuario de un lector de libros electrónicos, y quería compartir mi experiencia con vosotros. Es posible que no sepáis de qué se trata, o que simplemente nunca hayas oído hablar de eso. Si os interesa, y aunque sea sólo por curiosidad os lo recomiendo, ya sabéis: seguid leyendo :-D

Un eBook Reader (o simplemente eBook) es un lector electrónico de libros electrónicos. Es decir, un aparato portátil en el que leer libros cargados desde el ordenador en diferentes formatos. Utiliza la tecnología de tinta electrónica, por lo que la pantalla no emite luz y no daña ni cansa para nada la vista. Es una tecnología que ya tiene sus años pero que no despegó hasta que Amazon comercializó su Kindle a finales de 2007.

Son unos aparatos ligeros, del tamaño de un libro pequeño y muy cómodos de usar y transportar. Suelen rondar las seis pulgadas de tamaño de pantalla y los más modernos son táctiles o tienen conectividad 3G o Wi-Fi, pero su precio aumenta considerablemente. La pocas marcas que comercializan en Europa (casi todo el mercado es estadounidense) rondan los 300 euros en sus modelos más modestos, pero con un poco de ojo puedes ahorrarte una buena cantidad al comprarlos por eBay, de primera mano también.

BeBookAsí fue como adquirí yo mi BeBook, que en España se comercializa bajo el nombre de Papyre. Y estoy la mar de contento. En menos de 36 horas desde que lo pagué, me llegó desde Utrecht, Países Bajos. Y es tremendamente sencillo de utilizar, con enchufarlo al ordenador vía USB puedes introducir los libros bajados de Internet y sorprenderte al ver como, por ejemplo, El Quijote ocupa 2 MB. Es capaz de leer 23 tipos de archivo (incluido mp3 para escuchar música o audiolibros con auriculares), pesa 220 gramos, no daña la vista, tiene tres zooms, un SO basado en Linux, una escala de grises de tres colores, una batería tremendamente duradera, memoria interna de 512 MB (ampliable mediante una tarjeta SD) y se pasa la página pulsando un simple botón.

Aunque esta tecnología y estos aparatos tienen aún mucho camino por recorrer para poder plantar cara al papel impreso, lo cierto es que no dudo en que dentro de unos años serán los reyes del mercado de la cultura escrita. Para todos aquellos geeks a los que les guste leer, sabiendo que una novela normal cuesta en torno a 20 euros y que ocupan su considerable espacio en la estantería (por no hablar de que ese papel proviene de algún lado), un eBook Reader es una alternativa a considerar seriamente. Yo estoy encantado.

6 monerías:

Anónimo dijo...

parece q mola el bicho este.me le tienes q dejar un dia pa ver cm va y eso :P
y si n es muxa indiscreccion, cuant t csto?

ViC

Wis_Alien dijo...

Yo cuando vea la tuya decidiré si compro una o compro alguna aplicación para el iPhone. Esta última opción tiene la desventaja de no contar con tinta electrónica, pero es más barato y no ocupo más sitio extra...

Armaggedon dijo...

@ViC, más que dejártelo, te lo enseñaré, que siempre has sido un poco manazas xD. Y me costó 334 USD gastos de envío incluídos, lo que al cambio ese día fueron unos 230 €.

@Wis_Alien, ya te dije que te dejarás los ojos en eso. Aplicaciones habrá, pero dudo que sean cómodas... Algunos móviles sí están construidos bajo esta tecnología, pero no el iPhone. De todos modos, tengo entendido que para libros técnicos, de tamaño folio, estos cacharros se quedan pequeños y se ve mal. No sé si lo querrías para eso o para novelas, pero tenlo en cuenta. Imagínate en el iPhone...

Salud!

Lu, no toda evolución tiene que ser buena dijo...

Vamos a dejar una cosa clara (ceja levantada, cara de poli malo).

NO HABRÁ NUNCA NADA PARECIDO A PASAR LAS PÁGINAS RUGOSAS Y AMARILLENTAS DE UN BUEN LIBRO, CUIDAR LIBROS ANTIGUOS CON POLILLA, OLAR EL INTERIOR DE UN LIBRO RECIÉN COMPRADO, O MUY VIEJO... EL MERCADILLO. TOCAR LAS LETRAS!!!

Además... no hemos tenido en cuenta que eso tiene un canon, es decir, si no me equivoco pretendían elevar su precio para hacer frente a la descarga "ilegal" de libros.

POR LOS LIBROS EN PAPEL!!!!

Armaggedon dijo...

A mí me gusta leer, a ti te gustan los libros (y supongo que leerlos también :-P). Son cosas relacionadas pero no iguales. Como para todo en esta vida, hay seguidores y detractores.

Los libros electrónicos también se compran (a unos 10 €), claro que también existe piratería en esto. De todos modos, yo no pagué canon porque no lo compré en España ni bajo las leyes españolas. Con o sin canon incluido, a mí me mola xD

Saludos, y no grites :-P

Lu, dependiente de la tincotina dijo...

Dile a un fumador de los de toda la vida si prefiere fumar un cigarro electrónico de esos a uno de verdad...

Pues con los libros pasa lo mismo, y salvo problemas alergénicos, es más sano.

Y GRITO CUANDO QUIERO, QUE EL DEDO DE LAS MAYUS ME SE VA SOLO

Publicar un comentario